Localizaciones: Ciudad de la Justicia

1311109895-ciutat-de-la-justicia-de-barcelona-copywright-yuri-palmin-1000x657

Otro de los lugares importantes para la resolución del caso: La Ciudad de la Justicia. ¿Por qué? Porque allí, en un edificio negro en las afueras del complejo, trabaja Magda, de la que aún no os he hablado, que, enfundada en su bata blanca, será la encargada de despanzurrar a Joan (más de lo que ya estaba) para averiguar cuanto sea posible de la causa de su muerte. Podría contaros muchas cosas sobre ella y su relación con Perales pero prefiero que la vayáis conociendo a medida que leáis la novela. Si queréis ver este escenario sobre el mapa actualizado haced clic aquí.

Un minuto después entrábamos en el parking de la Ciudad de la Justicia, ese complejo de edificios de colores y ventanas alargadas que habían aparecido tras años de inacabables obras justo en la frontera entre Barcelona y L’Hospitalet. Una especie de mini vecindario sin más habitantes, fuera de las horas de atención al público, que los detenidos que ocupaban los calabozos y los policías que los custodiaban. Y los guardias de seguridad que pasaban su jornada frente a los monitores de las garitas. Y los empleados encargados de dejar las oficinas, despachos, salas, pasillos, lavabos y vestíbulos en perfecto orden de revista para empezar un nuevo día. No era poca gente después de todo, ya que a todos ellos había también que sumar los paseadores de perros nocturnos, numerosos debido a la presencia de una zona ajardinada en la que los menos cívicos encontraban una autojustificación válida a su despreocupación por las minas orgánicas con las que su perrillo abonaba gratis los jardines del ayuntamiento; los más guarros no perdían el tiempo buscando excusas para su vagancia y volvían a casa en cuanto el chucho dejaba lo suyo en la zona adoquinada sobre la que se erguía el complejo de edificios, a la espera de algún pie izquierdo que, de buena mañana, se encargara de incrustar un poco más de mierda fresca entre las juntas de los adoquines y, ya de paso, en el resto del sistema judicial y sus edificios de colorines, amarillos, naranjas, rojos y, ya saliendo de los colores tierra, también verdes o grises. Nosotros elegimos entrar en uno negro que se alzaba en un rincón, como queriendo huir de todos ellos y pasar desapercibido en una esquinita.

Un comentario en “Localizaciones: Ciudad de la Justicia

  1. Pingback: Localizaciones: Ciudad de la Justicia | Las últimas palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s