Localizaciones: Plaza de la Sardana

IMG_5374a

Dejo por un momento las novedades sobre la presentación de la novela para retomar el mapa de localizaciones en las que tienen lugar algunos de los hechos de la trama. Hoy le toca al monumento a la sardana de Montjuïc. No es la primera localización de la que os hablo en esta zona; algo parece tener esta montaña que atrae a nuestros personajes, sea para bien o para mal (ahí lo voy a dejar). Esta escultura se encuentra en la entrada de lo que fuera en su día el parque de atracciones (qué recuerdos), desaparecido hace ya el suficiente tiempo como para que muchos ni siquiera seáis capaces de ubicar el lugar con las indicaciones que os estoy dando. Para los que conocisteis el parque y para los que no, aquí os dejo el momento en que aparece en la novela y el enlace al mapa actualizado (perdonad lo breve de la cita pero no me gustaría desvelar nada y puede que aquí se dé un giro de la trama. O puede que no; quién sabe).

Cuando me quise dar cuenta estábamos empezando a subir a Montjuïc. Montjuïc. ¿Qué tenía Montjuïc que parecía gustarle tanto a todo el mundo? Por suerte, la hora hizo que no nos cruzáramos con mucha gente por el camino, aparte de algún que otro hombre solitario en busca de semejantes. Al llegar al monumento a la sardana, en el que un grupo de hombres y mujeres esculpidos en piedra bailaban elegantemente […].

En próximos posts os sigo contando novedades; no dejan de aparecer cositas nuevas (y estoy encantada de ello, por supuesto).

Portada alternativa

IMG_4661

Hace ya tiempo que compartí con vosotros la portada alternativa que Escrilia había diseñado, de forma totalmente espontánea y desinteresada, para la novela. No fuisteis pocos los que os manifestasteis sobre ella, diciendo lo mucho que os gustaba, opinión que comparto. Hubo, incluso, quien inició un debate sobre si el pie era el de un niño o el de un adulto (prefiero creer que corresponde a un adulto; bastante dramática es ya una muerte prematura como para, encima, tener que añadir el componente infantil al asunto) o quien comentó, también, el mal rollo que daba ver tu nombre escrito en la tarjeta identificativa en el pie de un cadáver en el depósito. Reconozco que yo misma había considerado esta posibilidad en el diseño de la portada antes de ponerme a ello y que fue precisamente eso lo que me hizo replanteármelo. El resultado, sin embargo, lejos de incomodarme, aporta un toque de humor negro que me parece bastante gracioso, ¿a vosotros no? (además, mi pie no se parece en nada a ése, así que se queda una más tranquila).

10730897_738232466247333_5379926874026008710_n

En fin, pese a no haberlo hecho en la versión en formato electrónico, he querido incluir este pequeño agradecimiento en la impresa. Lo malo es, claro, que ha tenido que ser en blanco y negro, cosa que le ha restado encanto; podéis comprobarlo vosotros mismos comparando las dos fotos anteriores.

Y ya sólo queda agradecer de nuevo a su autor esta aportación. Si queréis saber más sobre él podéis visitar su blog, su Facebook, o seguirlo en Twitter (@Escrilia).

Presentación de Las pesquisas de un cadáver amnésico

d2223981P

Os prometía noticias fresquitas y aquí las tenéis: Las pesquisas de un cadáver amnésico tendrá, por fin, su presentación. Será el 17 de abril a las 19h. en la Biblioteca Santa Eulàlia de L’Hospitalet de Llobregat, en la sala de la foto, concretamente. Cuántos colorines, ¿eh? Alegre que es una servidora; además, estaremos ya en plena primavera.

El momento y el lugar no son casuales, por supuesto, que una es una chica muy organizada y le gusta planificar las cosas. ¿Por qué he tardado tanto en dar el paso? Muy sencillo: porque hasta este momento no tenía nada físico que presentar y me parecía un poco raro dar a conocer más allá de las redes sociales y mi entorno inmediato algo tan intangible como un archivo informático, que es, al fin y al cabo, en lo que consiste un libro electrónico. La mayoría de la gente no tiene un e-reader y quería llegar al mayor número de personas posible. Como ya os dije en mi post anterior, había estado muy ocupada con otros asuntos desde la puesta a la venta de la versión Kindle de la novela y no pude dedicarle tanto tiempo como me habría gustado a la preparación de la edición impresa; no es nada imposible de hacer -la prueba es que ya está aquí- pero el proceso tiene su miga (maqueta, vuelve a diseñar la portada, pide una prueba de impresión, corrige errores, pide otra más, etc.) y, si una es nueva en todo esto, acaba siendo algo entretenidillo, por llamarlo de alguna manera. Y, si ya está lista la versión en papel, ¿por que no la presento ya? Pues mirad, porque, puestas a demorar el evento, pensé ¿por qué no esperar ya a Sant Jordi? Total, sólo falta un mes y medio, y ¿qué mejor momento para presentarlo que ése? Así que, amigos míos, si queréis, este año podréis regalar pesquisas amnésicas a porrillo a todas vuestras parejas, amigos y familiares. Tranquilos; habrá para todos. El libro estará disponible en Amazon a partir de la misma fecha de publicación y, con lo rápidos que son, lo tendréis en casita a tiempo para el gran día.

Respecto al lugar elegido para la presentación: si bien consideré varias opciones para hacerlo, finalmente me decanté por ésta por varios motivos. El primero es que me pareció que una biblioteca era el lugar más adecuado para ello, ¿qué mejor sitio que uno que se dedicara a la promoción de la lectura? Y, entre ellas, me decidí por la de Santa Eulàlia por razones tanto objetivas como sentimentales; como ya sabéis, parte de la trama se desarrolla en ese barrio, puesto que dos de los protagonistas viven allí (en el mismo piso en que yo vivía mientras escribía la novela, por cierto), así que, además de pensar que sería un bonito detalle compartir el evento con los vecinos, me dejé llevar por mis emociones y contacté con la biblioteca, donde se mostraron encantados y dispuestos a colaborar desde el primer momento. Me consta, además, que se pusieron manos a la obra enseguida y ya lo tienen todo más que organizado. Por cierto, podréis encontrar un ejemplar disponible para préstamo allí mismo y otro en la biblioteca de La Bòbila, también en L’Hospitalet, especializada en el género negro.

Me guardaba lo mejor para el final: el acto estará presentado por David Vilaplana, director del programa Cuarto Cuarta, de Ràdio Ciutat Vella, en el que participo cada jueves hablando de libros y temas relacionados. Podéis saber más sobre él en Plano contra plano, el blog sobre cine que administra, tema en el que es especialista y al que suele dedicar su sección semanal.

Aquí os dejo el enlace al evento en Facebook por si queréis estar informados sobre todas las novedades de la presentación.

Ahora sí: #Laspesquisas en papel

Sí, sí, ya sé que la aparición de Las pesquisas en papel se está demorando lo indecible pero, chicos, qué queréis que os diga, la vida no siempre te deja tiempo para lo que de verdad te gustaría hacer, que es, claro, dar el visto bueno a las pruebas de impresión y lanzar la novela. No ha podido ser. Hasta ahora.

IMG_4653

Como habréis observado, he dicho pruebaS de impresión, ergo ha habido más de una (tres, para ser exacta). La primera me sirvió, además de para comprobar que los colores de la portada tenían poco que ver con los del diseño original, para corregir errores de maquetación como el de la foto de arriba; por más que revises un documento siempre hay algo que se te escapa y que es más fácil detectar en una edición impresa que en la pantalla del ordenador. En mi caso, por lo menos, es así. Además, el hecho de trabajar sobre el formato clásico de un libro, casi te hace olvidar que, en el fondo, se trata de eso, de trabajo, y no de placer (cosa no siempre buena cuando tu objetivo es peinar el texto a la caza de erratas).

Una novedad de la edición impresa respecto a la electrónica es la inclusión de notas a pie de página, cuya ausencia me ha valido algún que otro comentario negativo y no del todo falto de razón, puesto que, durante la escritura, conté siempre con que el lector pudiera remitirse unas líneas más abajo en alguno de los textos en un idioma distinto al castellano; son pocos pero puedo entender el desconcierto del que se encuentra con palabras que no entiende por su desconocimiento de la lengua (pese a no ser pocos los libros leídos por una servidora en los que el editor no lo ha considerado necesario). Poniendo como ejemplo el texto de la imagen, precisamente el único en francés de toda la novela: yo misma no conozco el idioma más allá del chapurreo (pobre, todo sea dicho) del que cualquiera sea capaz, así que una servidora habría agradecido una ayudita del autor al leerlo para poder comprobar hasta qué punto el pobre Bofarull tiene problemas para recordar lo aprendido en sus clases de francés en el instituto (aunque más allá del matiz quede bastante claro que hay un problema de comunicación, que, al fin y al cabo, es lo que pretendía mostrar). En fin, grande o pequeño, el problema queda solucionado, pues.

Dejo para futuras entradas alguna que otra novedad sobre la versión definitiva en papel y una importante noticia (buena, claro) que os contaré muy, muy prontito (música de misterio como banda sonora para el final de este post).

Ya está aquí la prueba de impresión de #Laspesquisas

Prueba impresión #Laspesquisas

En mi último post os contaba que estaba ultimando los detalles de la edición en papel de la novela. Pues bien, después de pelearme con la maquetación, tanto de los interiores como de la portada, encargué una prueba de impresión para comprobar que todo había salido correctamente y, francamente, mi mayor sorpresa no fue ninguno de los aspectos necesitados de mejora (que los hay) sino la rapidez con la que ésta llegó a mis manos, puesto que realicé el pedido el martes y llegó a Barcelona el jueves por la mañana (teniendo en cuenta que el libro se imprimió en Estados Unidos y que tuvo que atravesar el océano antes de llegar a mis manos, no está nada mal, ¿no?).

Pese a ser de una calidad más que aceptable, me temo que tendré que volver a enzarzarme en una lucha a muerte con el diseño de la portada, y no porque los elementos que la componen no estén donde debieran estar, sino porque la impresión no respeta los colores originales, desconozco si por una mala preparación del documento por mi parte o por otra razón. Aparte de esta cuestión sólo queda revisar cuidadosamente los interiores, donde he comprobado que habrá que hacer también algunos pequeños ajustes aunque, repito, estoy bastante satisfecha con el resultado general de esta primera prueba (que pensaba que iba a ser bastante peor, vaya). En breve, en la calle. ¡Os mantendré informados!

Próximamente: #Laspesquisas en papel

portada #Laspesquisas papel

Bueno, después de mucho pelearme con la maquetación del interior del libro, y no menos con la portada, ya he enviado a Createspace los archivos necesarios para imprimir una copia de prueba del libro. ¿Qué quiere decir esto? Que, si todo sale bien, muy pronto tendremos la novela disponible en papel (aplausos), que es algo que mucha gente está esperando para poder hacerse con ella, puesto que el formato electrónico todavía dista mucho de ser el más popular.

No hará falta decir que estoy emocionadísima con el proceso puesto que, no sólo me permitirá llegar a un público mucho más amplio a través de internet, sino también al comprador «humano a humano», ya que tengo la intención de distribuirlo en algunas librerías que aceptan títulos autopublicados o que están, directamente, dedicadas a la venta de este tipo de libros. Y eso sin mencionar que, con el libro físico en la mano, podré presentarlo por fin (momento y lugar por determinar; ya os mantendré informados). ¡Seguimos para bingo!

Kindlegarten reseña #Laspesquisas

cabecerakindlegartenblogCuando comencé a enviar Las pesquisas de un cadáver amnésico a blogs dedicados a las reseñas literarias era muy consciente de que podía ser que la novela gustara pero podía, también, no hacerlo (cosa que me aterrorizaba, claro, pero para no recibir críticas no la habría sacado nunca del cajón de mi mesa). Pues bien, acabo de recibir una de las mayores alegrías que un escritor puede tener, y es, no sólo una reseña favorable, que lo es, sino la comparación con uno de tus autores favoritos desde el inicio de los tiempos (¿alguien dijo Mendoza?), así que no puedo más que agradecer a Kindlegarten el tiempo que se ha tomado para leer el libro y para escribir una reseña tan detallada como ésta.